Egin dezagun urratsa

Egin dezagun bidea

El entorno más cercano de las y los presos políticos, sus familiares, amigas y amigos está más que presente en nuestro pueblo. Su presencia, digna y constante, acerca a los ojos de la sociedad vasca la realidad de las y los presos políticos vascos. Presos y presas políticas que se encuentran dispersados en las prisiones de los Estados español y francés.

Con el quinqué en las manos y el pañuelo al cuello, nos han hecho conscientes de que las vulneraciones que sufren sus allegados y allegadas son un escenario a superar. Nos han abierto los ojos, al igual que las Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo hicieron en Argentina, nos han iluminado y enseñado el camino. Ahora, nuestro pueblo se encuentra en disposición de labrar su camino. Abriendo una etapa en la que familiares, amigos y amigas de las y los presos políticos no vuelvan a caminar solos y solas. Entre todos y todas, hagamos el camino.

Leer más (+)